El Flash Back

El Flash Back

Así pues, dirígete hacia Kalm, la aldea, o bien, si quieres subir unos cuantos niveles, date una vuelta por el campo, e intenta de paso conseguir alguna que otra Habilidad Enemiga, como “Magia de Matra”, de unos monstruos de los alrededores de la ciudad, llamados “Barredores”, y de paso robarles la “Tijera Atómica” para Barret.
Cuando ya te hayas hartado de combatir, y de ganar EXP y AP, entra en el pueblecito azul que está más cerca de Midgar.
Adéntrate un poco en el pueblo, y entra en la casa donde entran tus compañeros, en la posada.

Prepárate para unos cuantos minutos de historia: Cloud nos contará toda su historia en un flash-back muy interesante, que se remonta 5 años antes del presente
De primeras, te enterarás de varias cosas: Cloud tiene 21 años (dice que hace 5 años tenía 16, así que…); conocerás la apariencia de Sefirot; y te enterarás también de que Cloud procede de Nibelheim.

Después, tú y Sefirot, os enfrentaréis a un dragón. No te olvides de admirar la forma de luchar de tu compañero, que por cierto, es inmune incluso a los ataques físicos.

Después del combate, llegarás a Nibelheim.
Puedes inspeccionar varias casas, pero la más importante es la casa de Tifa. Ve allí y entra en su habitación, en el segundo piso. Coge la “Ropa Interior Ortopédica” del armario (este Cloud…menudas bromas…) y dirígete a tocar el piano.
Elige, “Un poquito”, y apunta la melodía que sale.
Ahora, inspecciona el piano otra vez, pero esta vez, elige “Si, lo estuve tocando”; después escoge “Se me ha olvidado”, y apunta la correspondencia entre la nota, y los botones que tienes que pulsar.
Ahora, con las notas, y los botones que debes pulsar, construye una melodía. Sabrás que lo has hecho bien si Cloud dice “Ya he oído esta melodía en algún otro sitio antes. Solía tocarla muy bien…”.

Mira la carta del escritorio y sal de la casa. Ahora puedes visitar tu propia casa.
Cuando ya hayas acabado el “tour”, dirígete a la posada, y sube al segundo piso para hablar con Sefirot, y echarte la siesta.

Al día siguiente, descubrirás que la guía no es otra que … ¡¡Tifa!!. Os haréis una foto para la posteridad, y saldréis en dirección al Reactor de Mako.

Tras algo de andar, llegaréis al puente colgante (si eres curioso, entra en el menú, y observa todo lo relacionado con Sefirot).
Sigue a Tifa hasta llegar cerca de Sefirot; el puente no resistirá, y todos caeréis al vacío.
Después, sigue hacia el norte para llegar a una cueva de materia; escucha a Sefirot y sabrás algo más.
Llegaréis al reactor, pero como contiene secretos industriales de Shinra, un soldado evitará que Tifa entre. Sigue a Sefirot por las tablas de madera, y baja por las cadenas, para luego seguir adelante hasta llegar a la parte de atrás, donde está la cámara de Jénova y unas cuantas cámaras de presión. Cierra la válvula de la izquierda, y habla con Sefirot. Al parecer ha descubierto algo dentro de esas cámaras; vuelve a hablar con él y mira por la ventana.

Al parecer, Hojo ha estado condensando energía Mako para crear materia, pero luego ha añadido otra especie de criatura…
Increíblemente, los miembros normales de SOLDADO, son expuestos a la energía Mako; de ahí sus poderes sobrenaturales, y su fortaleza superior a la de las personas normales. Sin embargo, lo que acabas de ver, es una exposición mucho más prolongada a la energía Mako. Monstruos creados a partir de mutaciones de organismos vivos; y es esa energía la que produce dichas mutaciones.
Aún estarás con la boca abierta por los descubrimientos, cuando Sefirot pierde el control. Él sabía que era diferente…pero no así. ¿Sefirot es no-humano, artificial? ¿Sefirot ha sido creado por Shinra? La historia se va complicando…

Por suerte o por desgracia, Barret, hará un nuevo inciso para expresar su creciente odio por Shinra. Guarda el juego si te apetece, y prosigue con la historia.

Volverás a Nibelheim. Entra en la mansión del fondo, que es donde supuestamente está Sefirot. Sube las escaleras y ve a la derecha. Allí verás una puerta en la piedra. Entra por ella, y baja por las angostas escaleras hasta llegar al sótano.
Allí, sigue adelante hasta la biblioteca, donde hallarás a Sefirot.

Al parecer, tras su reciente descubrimiento, ha estado informándose sobre Jénova, el Proyecto Jénova, que es un Anciano.
Y el nombre de la madre de Sefirot es Jénova…
Cuando pare la escena, ve a hablar con Sefirot, y márchate para que la escena continúe.

Al día siguiente, vuelve al sótano para hablar con Sefirot, que lo notarás MUY cambiado.

Te enterarás de varias cosas, y por fin sabrás que diablos son los Cetra o los Ancianos, como quieras llamarlos. Al parecer, el Jénova pretendía fabricar individuos con los mismos poderes que la especie extinguida, Cetra. Sefirot fue el único que fue fabricado… Dicho esto, se va a ver a su madre.
.
Al salir, encontrarás el pueblo en llamas, y a Sefirot matando gente. Ayuda a Zangan registrando la casa de la derecha.

Aparecerás en el Reactor Mako del Monte Nibel. Entra, y baja como siempre. Verás a Tifa llorando la muerte de su padre (¿recuerdas la escena que Cloud recordaba al principio del juego?; es ésta).
Tifa, cogerá la espada de Sefirot, y se dirigirá hacia allí dispuesto a acabar con su vida.
Pero las cosas no saldrán como estaban previstas, y la que acabará con un corte casi mortal, será ella.
Tras apartarla, y cuidar algo de ella, Cloud se dispone a hablar con Sefirot.

Lo que verás nada más entrar, no es Jénova, ella está dentro del tubo de cristal.
Tras algo de charla, os retaréis a un duelo. Y…. ya. ¿¿Ya?? Pero…¿cómo acaba esto?
Al parecer Cloud sobrevivió, y no precisamente por habilidad… Este Cloud… que poca memoria.

Bueno, de vuelta a la realidad, y repasando todo lo que has aprendido, descubrirás que no tienes ni idea.
Básicamente, Sefirot quiere la Tierra Prometida y a Jénova, su madre, para gobernar el planeta.

Cuando bajes, vuelve a subir, y examina el armario de arriba a la izquierda. Verás algo verde, pero Cloud dirá “No lo alcanzo…”. No te des por vencido, y al final Cloud le dará un patadón al armario, y el “Megaelixir” caerá a tu disposición.

Una vez abajo, recibirás el “PHS”, que te permite cambiar los miembros del grupo si estás en el mapamundi o en un punto para salvar.

Ahora es tiempo de explorar la ciudad. La primera casa a la derecha, en el piso de abajo, hay una puertecita con un “Éter”. En la siguiente casa, en el segundo piso hay otro “Éter” en el armario. En la casa siguiente, encontrarás subiendo por las escaleras de caracol un “Pacificador” (un arma de fuego, pero no para Barret), y subiendo al segundo piso, una “Fuente Guardia” en el armario a la izquierda de la niña.

La última casa en la que encontrarás un “Éter” en otra puertecita del primer piso, está a la derecha del arco.
Una vez hayas desvalijado la ciudad, sube arriba para comprar armas, materias u objetos. Es interesante comprar las materias “Sanar” y “Tierra”, y las armas nuevas para tus personajes. Si robaste alguna que otra “Tijera Atómica” a los enemigos cerca de Midgar, no te molestes en comprar la “Bala Cañón”; es claramente inferior a la “Tijera Atómica”.

Ahora ya has acabado todo lo que tenías que hacer en Kalm. Lo único que puedes hacer más, es hablar con todos los habitantes acerca de temas diversos; Shinra, la energía Mako, el mapamundi…

Una vez fuera de Kalm, dirígete hacia el norte, entre dos montañas hay un paso.
Llegarás a una amplia llanura, con un lago, y una pequeña construcción en el centro más o menos. Se trata de la Granja de Chocobos