Montaña Gagazet

Montaña Gagazet

"Kimahri says: GO AWAY!" - Kimahri dice: ¡VETE DE AQUÍ!
- Kimahri, Final Fantasy X

a) Habla con Kimahri
b) Ve al teletransportador: tienes que dirigirte al FAYTH SCAR (Cicatriz de Fayth) donde posiblemente los hombres de LeBlanc están buscando esferas.
c) Como podrás apreciar, los enemigos son más numerosos, y por lo tanto, las peleas se vuelven más complicadas: ten cuidado.
d) No te vayas por el camino de más a la izquierda: no habrá nada. Tampoco en los caminos de adelante... lo que tienes uqe hacer es salir de la cueva por atrás, de vuelta a las montañas.
e) Apenas salgas, empezará una misión: escalar por la montaña y perseguir a una de las esbirras de LeBlanc.


>>MISIÓN

- ¿Recuerdas como escalar, verdad? Acércate a la roca y utiliza el botón O.
- Una vez que hayas escalado cinco o seis rocas, tendrás la oportunidad de seguir un camino y meterte en una cueva.
- Deberás saltar por rocas flotantes para seguir adelante: no fuerces a Yuna, ten paciencia y tómate tu tiempo, que esta no es una misión en que los segundos se te van a acabar.
- Acuérdate siempre: se salta es con el botón O.
- Desembocarás en una salida y podrás ver de cerca de la ladrona quien salta de roca en roca.
- Te encontrarás, eventualmente, con un punto para salvar: hazlo.
- No trates de desviarte del camino con la esperanza de que encontrarás un tesoro: hay demasiadas desviaciones, y podrías perderte.
- Automáticamente te encontrarás con una escena, y ya sabrás a que dar de idiotas le robarás el uniforme... pero antes, una pelea con Ormi, quien ha incrementado su HP y poder considerablemente:
 

JEFE: Ormi

Dificultad: **

HP: 1350

- Los hechizos de magia negra deberían ser más que
suficientes.
- No es una pelea difícil, pero ten cuidado: usa magia blanca cuando la necesites.
- Inmediatamente después de la batalla contra Ormi, te tocará pelear con las dos chicas a las que debes robarles el uniforme, y sí, son tan débiles como parece, estarán acabadas en cuestión de segundos.
- Sin embargo, y a pesar que ellas eran dos chicas, te lo contarán como si sólo hubieses cogido un uniforme: ambigüedades intransigentes que van más allá de la lógica irracional.