Historia


Con estas desesperantes y angustiosas palabras comienza nuestra gran aventura en el mundo de Spira.
Al principio nos encontramos en Zanarkand, una ciudad de toque muy futurista en la que tomaremos el control del protagonista, Tidus un joven vivaz que resulta ser una estrella del bliztball (deporte rey en las tierras de Spira).
El problema es que mientras Tidus juega un partidazo de su liga, aparece un ser monstruoso llamado Shin, surgido del mar y comienza a arrasar Zanarkand. Tidus, que se encuentra en medio del caos que asola la ciudad con la llegada de ese ser imparable, se da de lleno con un hombre misterioso llamado Auron que lo andaba buscando y que afirma ser amigo de su padre, Jetch, desparecido hace 10 años.


Auron introduce a Tidus en una especie de esfera en Shin de la que surgen unos monstruos. Al despertar, Tidus se encuentra 2000 años en el futuro descubriendo un mundo muy diferente al suyo.

Al parecer, ese ser llamado Shin llegó para aniquilar a los hombres por el uso de máquinas futuristas. La única forma de detenerlo es mediante los invocadores, que son personas capaces de invocar dioses de antaño llamados eones que son los únicos que pueden acabar con Shin a costa de la vida del invocador, aunque tan solo por un período de 10 años ya que Shin siempre vuelve a la vida.

Dichos invocadores deben seguir un peregrinaje hasta las ruinas de Zanarkand para obtener el llamado Eón Supremo que acabará con Shin y con el invocador. Además, el invocador para hacer este peregrinaje necesita el apoyo de sus guardianes, que son como sus guardaespaldas para el largo trayecto.

Así pues, arrastrado por el mar, Tidus llega a una isla llamada Besaid en la que conoce a una joven invocadora llamada Yuna, hija del último invocador en derrotar a Shin (Braska) y a sus respectivos guardianes con los que hace buenas migas.

Decidido a ayudar al mundo para encontrar respuestas, Tidus se hace guardián de Yuna y juntos recorrerán toda Spira para desentrañar la verdad a cerca de Shin.

En su larga travesía harán varios amigos que se unirán a ellos y se irán conociendo poco a poco hasta formar un equipazo tanto en apoyo como en ataque convirtiéndose en la mayor baza para la humanidad.

Aún así su camino no será fácil, ya que tendrán que hacer frente a la doctrina de Yevon, la religión por excelencia de Spira que adora al primer invocador del planeta llamado Yu-yevon, y que les pondrán en aprietos en alguno ocasión por su lado extremista.

 Para darles más la lata, un todopoderoso del senado llamado Seymour de la raza de los guado, se ha propuesto casarse con Yuna e intentar poseer a Shin para su beneficio.

A parte de estos contratiempos, nuestro equipo conocerá a los misteriosos albehd, gente de otra “etnia” que defienden a las máquinas y combaten a Shin aunque son mal vistos por la sociedad.

 Mediante antiguas esferas verán el interesante peregrinaje de Braska con un viejo conocido y a la vez descubrirán datos sobre el pasado de Auron, y tendrán la ocasión de hacer un descanso en la gran ciudad de Luca para disputar un torneo de Bliztball.

A parte de todo esto, Tidus con el paso del tiempo se va enamorando cada vez más y más de la dulce Yuna.
a la que por ningún medio piensa dejar morir por acabar con Shin, para ello se propone encontrar la forma de matar a Shin de una vez por todas y librar a Spira de su maldición para siempre aunque semejante acto traerá alguna mala consecuencia que les afectará a todos…